jueves, 13 de marzo de 2014

Modernismo, Generación del 98, Generación del 27

Aquí os dejo unos enlaces y  unas presentaciones  que os pueden facilitar la tarea para el trabajo de Lengua y Literatura sobre la generación del 98 y la del 27 (con mi agradecimiento a los autores de los materiales aquí presentados). (El primero es mío).








Mapa conceptual Modernismo y Generación del 98

Apuntes Modernismo y Generación del 98







En el comentario quiero que peguéis un poema de Federico García Lorca y lo comentéis, es decir, me digáis en cuál de sus libros aparece, qué significado tiene, por qué os gusta, etc.

14 comentarios:

  1. Autor: Federico García Lorca

    Titulo: La sombra de mi alma.

    La sombra de mi alma
    huye por un ocaso de alfabetos,
    niebla de libros
    y palabras.

    ¡La sombra de mi alma!

    He llegado a la línea donde cesa
    la nostalgia,
    y la gota de llanto se transforma
    alabastro de espíritu.

    (¡La sombra de mi alma!)

    El copo del dolor
    se acaba,
    pero queda la razón y la sustancia
    de mi viejo mediodía de labios,
    de mi viejo mediodía
    de miradas.

    Un turbio laberinto
    de estrellas ahumadas
    enreda mi ilusión
    casi marchita.

    ¡La sombra de mi alma!

    Y una alucinación
    me ordeña las miradas.
    Veo la palabra amor
    desmoronada.

    ¡Ruiseñor mío!
    ¡Ruiseñor!
    ¿Aún cantas?

    El poema trata de él y su mujer que ya son mayores y que su vida esta a punto de acabarse por lo tanto
    no ven la vida del mismo modo que como lo hacían antes, describe la vida de forma sombría y al final del poema habla de su mujer refiriéndose a ella como su ruiseñor el cual aparentemente ya no canta.

    ResponderEliminar
  2. -Soneto de la dulce queja de Federico Garcia Lorca

    Tengo miedo a perder la maravilla

    de tus ojos de estatua, y el acento

    que de noche me pone en la mejilla

    la solitaria rosa de tu aliento.

    Tengo pena de ser en esta orilla

    tronco sin ramas, y lo que más siento

    es no tener la flor, pulpa o arcilla,

    para el gusano de mi sufrimiento.

    Si tú eres el tesoro oculto mío,

    si eres mi cruz y mi dolor mojado,

    si soy el perro de tu señorío,

    no me dejes perder lo que he ganado

    y decora las aguas de tu río

    con hojas de mi Otoño enajenado.

    -Este poema se encuentra en el libro de Sonetos del amor oscuro.

    -El poeta no desea ser rechazado por la persona que ama. Desea esos momentos íntimos y recuerda la marca de los besos y los jadeos en su rostro, ese tono rosado que tienen también los chupones, las marcas de la pasión. Para el poeta, si no está con él se siente vacío, desnudo. Cree que no tiene nada que ofrecer a quien le da vida.

    Cree que es poca cosa para su amado. No puede decir quién es su amante y esto le hace sufrir como Jesús lo hizo en la Cruz y, al mismo tiempo, se siente unido emocionalmente a él, encadenado. No quiere perderle.

    -Me gusta este poema por que cuando estas enamorado de alguien,pero esa persona no te corresponde no puedes hacer nada mas que sentirte como el exclavo al que sirves tu amor a esa persona de la cual no te hace caso,prefieres seguir sufriendo a dejar de ser parte de su vida.

    ResponderEliminar
  3. Titulo:Deseo.
    Sólo tu corazón caliente,
    Y nada más.

    Mi paraíso, un campo
    Sin ruiseñor
    Ni liras,
    Con un río discreto
    Y una fuentecilla.

    Sin la espuela del viento
    Sobre la fronda,
    Ni la estrella que quiere
    Ser hoja.

    Una enorme luz
    Que fuera
    Luciérnaga
    De otra,
    En un campo de
    Miradas rotas.

    Un reposo claro
    Y allí nuestros besos,
    Lunares sonoros
    Del eco,
    Se abrirían muy lejos.

    Y tu corazón caliente,
    Nada más
    Los que el poeta nos quiere decir,es que, el paraíso no tiene por que ser un lugar idílico,en donde todo sea bello ni impresionante.Al autor le es suficiente un campo el cual compartir con su ser querido.
    El poema me gusta por que yo pienso igual,para mi el paraíso seria vivir con las personas alas que amo y que no podría estar sin ellas.

    ResponderEliminar
  4. Título: Casida del llanto.
    Autor: Federico García Lorca.


    He cerrado mi balcón
    por que no quiero oír el llanto
    pero por detrás de los grises muros
    no se oye otra cosa que el llanto.

    Hay muy pocos ángeles que canten,
    hay muy pocos perros que ladren,
    mil violines caben en la palma de mi mano.

    Pero el llanto es un perro inmenso,
    el llanto es un ángel inmenso,
    el llanto es un violín inmenso,
    las lágrimas amordazan al viento,
    no se oye otra cosa que el llanto.


    -Este poema se encuentra en el libro de ``Diván del Tamarit´´ (Casidas), publicado en 1940.
    -El llanto lo describe como una fuerza capaz de hacer callar cualquier deseo del poeta de evadirse en el interior de su habitación con sonidos agradables como el de los violines, la música de los ángeles o el ladrido de los perros. Finalmente confiesa que es imposible huir del llanto que lo irrumpe.
    -He elegido este poema porque me gusta ya que tiene toda la razón, no hay nada más fuerte que el llanto, el dolor que se siente y el vacío que queda tras ello.

    ResponderEliminar
  5. Las piquetas de los gallos
    cavan buscando la aurora,
    cuando por el monte oscuro
    baja Soledad Montoya.
    Cobre amarillo, su carne,
    huele a caballo y a sombra.
    Yunques ahumados sus pechos,
    gimen canciones redondas.
    Soledad, ¿por quién preguntas
    sin compaña y a estas horas?
    Pregunte por quien pregunte,
    dime: ¿a ti qué se te importa?
    Vengo a buscar lo que busco,
    mi alegría y mi persona.
    Soledad de mis pesares,
    caballo que se desboca,
    al fin encuentra la mar
    y se lo tragan las olas.
    No me recuerdes el mar,
    que la pena negra, brota
    en las tierras de aceituna
    bajo el rumor de las hojas.
    ¡Soledad, qué pena tienes!
    ¡Qué pena tan lastimosa!
    Lloras zumo de limón
    agrio de espera y de boca.
    ¡Qué pena tan grande! Corro
    mi casa como una loca,
    mis dos trenzas por el suelo,
    de la cocina a la alcoba.
    ¡Qué pena! Me estoy poniendo
    de azabache carne y ropa.
    ¡Ay, mis camisas de hilo!
    ¡Ay, mis muslos de amapola!
    Soledad: lava tu cuerpo
    con agua de las alondras,
    y deja tu corazón
    en paz, Soledad Montoya.

    Por abajo canta el río:
    volante de cielo y hojas.
    Con flores de calabaza,
    la nueva luz se corona.
    ¡Oh pena de los gitanos!
    Pena limpia y siempre sola.
    ¡Oh pena de cauce oculto
    y madrugada remota!

    Este romance suele considerarse el más representativo del Romancero gitano, Soledad Montoya, concreción de la Pena sin remedio, de la pena negra, de la cual no se puede salir más que abriendo con un cuchillo un ojal bien hondo en el costado siniestro.
    El poema está formado por 46 versos octosílabos, con rima asonante en -óa en todos los versos pares mientras que los impares quedan sueltos, como es la norma habitual del romance. Frente a otros romances lorquianos que presentan alguna particularidad formal (rima en los impares, versos polimétricos, etc.), en este nos encontramos una regularidad completa.

    ResponderEliminar
  6. Titulo: Romance de la luna
    Autor: Federico Garcia Lorca

    Huye luna, luna, luna.
    Si vinieran los gitanos,
    harían con tu corazón
    collares y anillos blancos.

    Niño déjame que baile.
    Cuando vengan los gitanos,
    te encontrarán sobre el yunque
    con los ojillos cerrados.

    Huye luna, luna, luna,
    que ya siento sus caballos.
    Niño déjame, no pises,
    mi blancor almidonado.

    El jinete se acercaba
    tocando el tambor del llano.
    Dentro de la fragua el niño,
    tiene los ojos cerrados.

    Por el olivar venían,
    bronce y sueño, los gitanos.
    Las cabezas levantadas
    y los ojos entornados.

    ¡Cómo canta la zumaya,
    ay como canta en el árbol!
    Por el cielo va la luna
    con el niño de la mano.

    Dentro de la fragua lloran,
    dando gritos, los gitanos.
    El aire la vela, vela.
    el aire la está velando

    Este poema nos cuenta una historia de un niño gitano que muere a en una noche de luna llena . El niño quiere morir porue le buscan los gitanos y esto habla con la muerte simboliza con una luna .

    Este texto corresponde a al Romancero Gitano de Garcia de Lorca

    ResponderEliminar
  7. Titulo: Sorpresa

    Muerto se quedó en la calle
    con un puñal en el pecho.
    No lo conocía nadie.

    ¡Cómo temblaba el farol!
    Madre.
    ¡Cómo temblaba el farolito
    de la calle!

    Era madrugada. Nadie
    pudo asomarse a sus ojos
    abiertos al duro aire.

    Que muerto se quedó en la calle
    que con un puñal en el pecho
    y que no lo conocía nadie.


    Me parece un tema muy bonito, tiene un gran sentido todo ... A veces hay gente que la matan y como nadie los identifica nadie responde por ellos. Hoy en día hay miles de casos que siguen sin resolverse que gente que le han asesinado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien el comentario, breve pero con sentido.

      Eliminar